Editorial 2011-10-02 12:52:50

Autovía 34, ¿una utopía?


Por Leandro Bergero.

Desde hace varios años se está reclamando una solución a una gran problemática que presenta el tránsito en nuestra provincia. Los reclamos se han ido incrementando y no por reiterativos dejan de ser ciertos. Las redes sociales, bien utilizadas, son medios de comunicación que permiten acercar ideas. En este caso Facebook ha sido muy bien utilizado para promover una pacífica protesta acerca de porque es ignorado el proyecto de autovía por nuestros gobernantes.

Los números son fríos y las estadísticas también, pero son sostenes de un pedido que cada vez se hace más grande entre aquellos que habitualmente viajan por la Ruta Nacional 34. Una ruta que tiene casi 1500 kilómetros y que une polos comerciales importantes como Rosario y Bolivia, ¿no es motivo de autovía? Sin ir más lejos: el pedido de autovía desde Rosario hasta Sunchales ¿tampoco es motivo convincente?. Los siempre lamentables accidentes de tránsito y las vidas perdidas en ese asfalto también dan cuenta de la necesidad de oxigenar la ruta con algún cambio.

Más allá de la participación de los ciudadanos, la positiva actitud de algunos presidentes comunales también se hizo escuchar. Cañada Rosquín, Rosario, Salto Grande, Totoras, Lucio V. López y Angélica ya levantaron el pulgar a esta iniciativa, pero faltan varias localidades más para que el reclamo se más grande y con más fuerza. El hecho de que los presidentes comunales, es decir nuestros representantes, hayan tomado la posta es totalmente saludable. Son ellos los que deben encabezar el pedido. Mientras más se unan, mejor.

Estamos detrás de un reclamo que ya ha empezado a escucharse en las grandes ciudades gracias a las publicaciones en importantes diarios y la difusión brindada por diferentes medios de comunicación. Reclamo que no tiene colores políticos ni malas intenciones. Al contrario, es para el bien de todos: los ciudadanos quedarán algo más tranquilos debido a las mejorías viales que la Autovía generaría, mientras que nuestros gobernantes sumarían un punto a favor (sea cual sea el gobierno de turno que cumpa con el pedido).

El presupuesto 2012 contempla mejoras, remodelaciones y mantenimiento de la ruta, pero la concreción de la Autovía está olvidada, al menos hasta ahora. Desde las autoridades gubernamentales afirman que en el contrato con la empresa a cargo de la ruta (Carreteras Centrales de Argentina S.A) incluye la obra. Será cuestión de seguir reclamando pacíficamente, seguir sumando adeptos y seguir esperando. Quizás, en un futuro no muy lejano, ésta utopía puede convertirse en realidad.
  





Tus Comentarios: