Editorial 2010-08-03 13:33:06

Y la oposición contó un cuento


*Por Fabián Grande.

Esta semana la oposición marcará la agenda política en el Congreso de la Nación y los dos temas centrales serán el debate por el 82% móvil para los jubilados y las facultades delegadas, las cuales incluyen las atribuciones referidas a las modificaciones de las partidas dentro del presupuesto nacional y la facultad de fijar las retenciones al agro.

El primer tema será la posibilidad de elevar el monto jubilatorio, la oposición dice contar con los votos necesarios para darle media sanción al proyecto en la cámara de diputados, aseguran que la ANSES, cuenta con los fondos necesarios para llevar adelante este aumento, ya que su finalidad no es colocar el dinero de los jubilados en bonos públicos, financiamiento a la clase media en programas que fomentan las 50 cuotas o el pago de asignaciones universales por hijo, argumentan.

Por otro lado, la Presidenta de la Nación realizo un acto, donde anunció que durante 2010 el aumento para los jubilados correspondería a un 24% anual, considerando el aumento otorgado en el mes de marzo pasado y el próximo aumento correspondiente al mes de septiembre.

Esta claro que la pulseada por el 82% móvil es una jugada de la oposición para ganar terreno en la escena pública y ponerse en carrera para las elecciones de 2011, esta claro que si bien es viable en el corto plazo elevar el monto jubilatorio, pensándolo como una política de Estado a largo plazo, es de dudosa sustentabilidad, en lo que refiere a la cuestión económica.

Con respecto a la fijación de los aranceles para la exportación de granos, la soja es la madre de todas la peleas, pero tanto gobierno como oposición saben que el solo hecho de modificar las retenciones al yuyo y segmentar entre pequeños, medianos y grandes productores, esto tendría un impacto directo en el superávit fiscal y provocaría para el Estado un desfinanciamiento muy importante.

La oposición sabe que si es gobierno en 2011, necesitará contar con una caja para llevar adelante su programa de gobierno y pensar en el solo hecho de recibir un país en llamas y desfinanciado, los preocupa.

Todo parece indicar, que en lo que respecta a las retenciones hacia la soja, no pasará más que vehementes discursos y fuertes cruces en el ámbito del congreso. Un país en serio, que promueve un aumento a un sector relegado de la sociedad por una parte y restringe el ingreso de dinero a las arcas públicas, por otro, es un país que no piensa en un proyecto nacional a largo plazo, consensuado, serio y por sobre todo, sin fines electorales o exitistas.
Solo resta esperar que pasara en la semana, por lo pronto, la oposición contó un cuento...


*Fabian Grande (Estudiante de Ciencias Políticas - UNR)
  





Tus Comentarios: