Editorial 2010-09-16 09:26:56

Una editorial especial tras festejarse el Día del Maestro


Por Jesica Falco.

Qué difícil hablar de este festejo, porque a veces hablar sobre un tema nos convoca a tener una visión generalista, y dejar afuera muchas particularidades y especificaciones que tal vez merezcan ser contadas. Pero en este día tan significativo quiero acercarles algunas líneas interesantes para pensar el papel del docente en el espacio educativo en nuestra sociedad argentina.

Por un lado, para aquel que navega por nuestra variada internet, y en todo su mundo virtual, los invito a ver en Yuo Tube una conferencia de Sir Ker Robinson, un líder reconocido a nivel mundial en el desarrollo de la creatividad, innovación y recursos humanos. Se dedica a hablar a audiencias alrededor del mundo sobre los retos creativos a los que se enfrentan los negocios y la educación en las nuevas economías globales.

Sir Ker Robinson comenta en la segunda parte de esa conferencia, que un día tuvo una conversación con una bailarina muy importante, y le preguntó cómo había llegado a ser bailarina. Ella contestó, que cuando iba a la escuela estaba desesperada, ya que un día una maestra les dijo a sus padres que creían que tenía un trastorno de aprendizaje, que no podía concentrarse, que estaba siempre inquieta. Por este motivo, la madre la lleva a un especialista, y al final de la consulta el doctor le dice que tiene que hablar con la mamá y que necesita decirle algo de forma privada. Por lo tanto, le dice a la niña que espere ahí, que volverían pronto, y se fueron y la dejaron sola. Antes de salir de su consultorio, el doctor encendió la radio, y al salir de la habitación le dijo a la madre: “quédese aquí y obsérvela”. Al minuto de salir de la sala, la niña empezó a mover los pies al ritmo de la música. La mamá y el doctor la miraron por un rato, y este concluyó “Señora Lynne, Gillian no está enferma, ella es una bailarina llévela a una escuela de danza”. Entonces, Sir Ker Robinson le preguntó a la bailarina…” ¿y?... ¿qué pasó?; y ella respondió que la madre la llevó. Y cuenta que hoy es una gran bailarina, que desarrolló innumerables cosas relacionadas con el baile. Por lo tanto ésta historia nos permite repensar la tarea del maestro en la educación y poder romper con los estándares de inteligencia pudiendo recuperar la creatividad y las capacidades de cada uno.

Por otra parte, a los que gustan de la lectura, les recomiendo la de Jacques Ranciere en su libro “El maestro Ignorante”. Donde muestra su filosofía de enseñanza, es decir; “quien enseña sin emancipar embrutece”. Cuenta en el mismo, la idea de romper con el maestro explicador, dueño del saber que debe ser reproducido por sus discípulos. El maestro ignorante va sobre la vía de la libertad y por la vía de la confianza, en la capacidad intelectual de todo ser humano. El maestro ignorante consiste en que se puede enseñar lo que se ignora si se emancipa al alumno, es decir si se lo obliga a usar su propia inteligencia.

Y por último, me gustaría acercarles como fuente de conocimiento el programa televisivo “Escuelas Argentinas” transmitido en el canal Encuentro. Escuelas Argentinas cuenta al espectador historias de escuelas: escuelas rurales, escuelas urbanas, escuelas de educación técnica, escuelas de música, escuelas interculturales bilingües, escuelas-albergue. Maestros y alumnos son los protagonistas de esta serie, que logra conmover con experiencias de vida y proyectos comunitarios y pedagógicos de todo el país. El mismo nos acerca a diversos discursos de las vivencias de los maestros en diferentes puntos del país. Es un programa muy rico culturalmente donde la diversidad y la complejidad son protagonistas.

Por este motivo, ¡Feliz Día Maestros! porque son ustedes quienes confían en nuestras capacidades, quienes tienen el poder de darnos la libertad de crecer sin determinaciones impuestas socialmente, y de poder vencer dificultades que no sólo atañen a lo pedagógico sino que tienen que ver con el contexto económico, político y social donde las escuelas están. Feliz Día para todos aquellos maestros que ponen día a día todos los esfuerzos por acompañar a sus alumnos en su propio crecimiento, ya sea personal, social o cultural.
  





Tus Comentarios: